Acampada 2019

Durante el fin de semana del 9 al 11 de agosto ha tenido lugar la IV acampada organizada por el Plumier en la Escuela Natura l’Alzina. Los niños y niñas participantes desde 1º a 6º de primaria, disfrutaron de lo lindo de estos tres días llenos de actividades variadas. Empezamos con el montaje de la gran tienda donde dormiríamos todos juntos, un buen rato de piscina y después de la cena, actividades nocturnas hasta las tantas, de entre las que había alguna para vencer el miedo a la oscuridad y para finalizar la velada, un buen rato de discoteca. Prontito, prontito se despertaros solos, y tras un buen desayuno empezamos la caminata hacia Cálig. Una vez allí fuimos hasta la ermita donde almorzamos y estuvimos jugando en el parque infantil. A continuación visita a lugares emblemáticos de la población. De vuelta a la Alzina, un merecido chapuzón y una buena comilona para recuperar fuerzas.  Tras un tiempo de descanso, empezamos con  pruebas relacionadas con el agua, que es el tema Centro de interés de este verano en El Plumier. Para la merienda, los más mayores pelaron cacahuetes y preparamos mantequilla de cacahuete con picos. Les explicamos lo saludable y lo rápido que se hace, que es un buen recurso para desayunos y meriendas. A continuación piscina, más juegos y a cenar. Tras la cena, otra de juegos nocturnos rematando con discoteca. Esta vez ya no aguantaron tanto. Al amanecer, diana. A algunos les costó un poquito abrir los ojos. Desayuno completo y salimos a por la segunda caminata. Estuvimos en el punto donde se juntan los términos municipales de Benicarló, Cálig y Vinaròs. Seguimos avanzando hasta llegar al barranco de Aigua Oliva y nos adentramos barranco arriba disfrutando de un paraje muy especial, casi mágico. Luego volvimos a l’Alzina  por el camino  de la raya del término que separa Cálig de Benicarló. Al llegar, piscina y a continuación un buen picoteo.

Ahora tocaba hacer la comida. Entre todos elegimos los ingredientes y entre todos empezamos a prepararla. Finalmente salió una exquisita y muy completa ensalada de arroz. Un ratito de descanso y a desmontar la tienda.

Después de la merienda, conclusiones de la acampada y ya llegaron los padres a recoger a sus hijos.

Tal como anunciamos, una experiencia inolvidable que les aportó seguridad, autonomía y crecimiento personal, tan importante para su desarrollo. Estamos muy contentos y orgullosos de cada niño y cada niña que ha participado de esta acampada. Además, ha sido un placer  observar como han ido evolucionando  en el poco tiempo que ha durado y lo hemos pasado muy bien.

Por último, el martes siguiente hubo en El Plumier, ceremonia de entrega de diplomas a los participantes. Repetiremos.